Posesion demoniaca y Matrimonio Igualitario

Mientras se promulga la reciente ley del Matrimonio Igualitario, el que permite el casamiento de personas del mismo sexo, una serie de raros eventos afectan a la Argentina.
Tal como lo anunciáramos en la semana pasada, una ola de Objetos Voladores no Identificados fueron paradójicamente identificados en el cielo nacional (Ver: El matrimonio igualitario y los Ovnis). Durante esos días, al unísono, un grupo de irresponsable herejes desoyó las palabras de nuestros líderes religiosos, quienes nos alertaban de la presencia del maligno. Fuentes no oficiales nos informan que el maligno sigue haciendo de las suyas.
En la edición digital de Crónica del día de hoy leemos que “Estalló una insólita ola de exorcismos”. Con el olfato único que tiene la redacción de Humor Cómico para armar complots, pronto caímos en la cuenta de la relación entre estos eventos.
Posesion Demoniaca
En el copete de una nota del diario Crónica de hoy leemos: “Durante los últimos días se registraron varios hechos relacionados a poseSión demoníaca”. No deja de ser llamativo el uso de “poseSión”, es decir, una pose de Sion. Entonces la “poseSión” es la postura del Sionismo. Otra lectura podría decir que “poseSión” es un apocope de “posee sifón”, es decir el envase del agua gasificada, en clara alusión a la ingesta de vino con soda.
El primer caso registrado fue en la provincia de Santiago del Estero, donde una mujer de 40 amenazó con suicidarse por estar poseída. El segundo caso fue registrado en Rusia. Usted me dirá que Rusia no es Argentina. Disiento. Se dice que Argentina es el país más europeo de América del Sur. Entonces Rusia bien puede ser el país más santiagueño de Eurasia.
Con esto confirmamos que el maligno sigue presentándose en la Argentina.
Supongo que pronto se estará presentando en algún teatro o estadio de fútbol y agregando funciones.
Y ya que estamos con el tema de los agregados, agrego un video acerca del exorcismo en Argentina.

Claudio de la gente para HumorComico

Noticias interesantes

Deja un comentario