Narciso Bello de Pepe Biondi

Acerca de la diferencia entre el chiste y el sketch

Narciso Bello es una creación de Pepe Biondi. El personaje, tan repugnante como atractivo, remite a un ser enteramente narcisista, un adonis con el rostro del gran Pepe.
Nuevamente la genialidad de Golo y Guille (guionistas de “Viendo a Biondi”) recaen sobre el humor donde las situaciones disparatadas tienen un firme hilo conductor, con la aparente estructura de un chiste prolongado.
Así como la estructura de la novela se diferencia de la del cuento, en el caso de Golo y Guille se apoyan en un chiste para la realización del sketch, pero no se trata simplemente de un chiste alargado, con comienzo, desarrollo y fin. Es decir, así como una novela no es un cuento alargado, el sketch no es un chiste estirado.
El sketch encuentra aquí una clara definición: un chiste rector orienta el desarrollo del paso de comedia y se transforma en algo diferente. Y he aquí la grandeza del dúo de guionistas: mantener constante la atención para alcanzar el final del chiste, al tiempo que éste pasa a un segundo plano, cae en una suerte de olvido, para saltar ante el espectador, hacia el final, en una puntuación causante del efecto cómico. Es en ese momento que toda la situación se resignifica y comprendemos que hemos prestado atención sin saber bien porqué. Y la respuesta está en el relato velado del chiste. Pero claro ese es el segundo engaño, creer que se trata solo de un chiste, cuando el efecto cómico del mismo depende de la dilación otorgada por una sucesión de chistes secundarios. Es la combinación y complicación de estos elementos lo que da entidad al sketch como tal.
En síntesis, no se trata solo de un chiste largo, sino de una entidad diferente, donde diversos chistes se entrelazan a un chiste que funciona como vía regia hacía el final, pero en el final no sorprendemos doblemente, porque hemos esperado por la definición del chiste, sin saberlo, y por el ese chiste es ya otra cosa.
En el sketch presente, Narciso Bello conduce un consultorio sentimental televisivo. Allí recibe tres consultas, cada una de las cuales es una joya en sí misma.
A pesar de los años transcurridos, Pepe Biondi es una referencia obligada en materia de humor. El guión es presentado con un exceso de lenguaje físico, entonaciones y gesticulaciones, que se incorporan al personaje, otorgándole una consistencia tal, que resultaría complicado negar la existencia de un Narciso Bello en la realidad.
En síntesis, una renovada genialidad del gran Pepe Biondi.

Noticias similares

Deja un comentario