El Bicentenario no es chiste

Chiste del Bicentenario

El Bicentenario y el saber del pueblo

Dicen los que saben que el 25 de Mayo de 1810 amaneció lluvioso y que pocos tenían paraguas. Entre la multitud de unos 600 tipos (de los cuales 200 eran militantes), había dos, que ahora son calles, que repartían escarapelas. Vaya a saberse como serían esas escarapelas, porque faltaban por lo menos 3 años para salieran las oficiales.

En el Cabildo la noche había sido movida y “a virrey puesto virrey depuesto”. Anticipando una tradición bien nacional, el presidente de la Junta fue un militar, el amigo Saavedra.

Al secretario Moreno en poco tiempo le tocó el destino de los secretarios: llevarse el secreto a la muerte.

El otro secretario, Paso fue el único que hizo carrera y se repitió en cuanto gobierno hubo, es decir, que dio un buen paso.

Castelli, que había brillado como orador, moriría de un cáncer de lengua años después. Con esa publicidad, pronto se supo que era mejor callar.

Belgrano supo ser vocal y dejo a muchos con la boca abierta. También dejó todo por el movimiento que promovió y lo dejaron sin nada a la hora de su ignorada muerte. Solo le quedaba un reloj y la promesa de sueldos impagos. Ya de muerto le robaron los dientes y luego hasta el reloj.

La empresa de Larrea, el más rico comerciante, se fue a pique pero tan a pique que terminó suicidándose de pobre el pobre.

A Azcuenaga, que vivió en Olivos, le dieron el olivo en el 1811 y en 1828.

Alberti, que fue cura, apoyó cierto fusilamiento, lo cual también se hizo tradición entre algunos de nuestros curitas.

Matheu fue el financista de la revolución, por lo menos hasta que tuvo fondos. La política, para este comerciante, no fue negocio y se retiró 8 años más tarde. La gente que vino después le tendría que haber enseñado a hacer fortuna con el oficio de gobernar.

El 25 de Mayo de 1810 amaneció lluvioso, marcando el destino del país. A los que estuvieron presentes y no tuvieron nombres se los llamó pueblo y reclamaron: “El pueblo quiere saber de qué se trata”.

Pasaron 200 años y todavía no les respondieron.

Claudio de la Gente para http://www.humorcomico.com

Noticias similares

8 comentarios para “El Bicentenario no es chiste”

Deja un comentario