Caidas de Ancianos y tropiezos de viejos

Uno de los indices del paso del tiempo es la pérdida de agilidad. Siendo bebés podemos realizar la proeza de comernos las uñas de los pies, sin el mayor esfuerzo. Ya en la juventud se hace complicado correr automoviles o tolerar un partido de futbol y luego bañarse. Más adelante en el tiempo, subir una escalera puede hacernos boquear como pez fuera del agua. Años más tarde, incluso peinarnos es una dificultad sino hay un tubo de oxígeno cerca.
Entonces, ¿Qué diablos quieren hacer estos viejos?

Noticias similares

Un comentario para “Caidas de Ancianos y tropiezos de viejos”

Deja un comentario