blooper de baile comico y el baile como tortura moderna

Blooper de baile comico y el baile como tortura moderna

El baile ha sido un gran compañero de la comedia desde que el mundo es mundo. La torpeza en los movimientos empuja a la risa y genera simpatías. También esa misma torpeza empuja a sacarle el cuerpo a la danza, para no ser objeto de risas ni simpatías.

Hay una especie de exigencia cultural en relación al baile. Todos deben bailar en algún momento de su vida. Un hombre concienzudo puede alejarse de las pistas de baile como de la gripe porcina, pero sus intentos serán signados por el fracaso.

Siempre llega el momento en que hay que mover el esqueleto y muchas veces obligados por circunstancias inevitables. Por ejemplo, una danza inevitable es el vals.

Es de suponer que el vals, como genero de bailable, no está de moda. En la vida de un humano promedio y moderno, se lo puede bailar en dos ocasiones: en los casamientos y en los cumpleaños de 15. Pero aquí no termina la cosa.

El vals es una danza pública. Aquellos que hemos asistido o asistimos a pistas de baile, sabemos que el ambiente, si bien es público también es propicio para ocultar nuestra falta de gracia: las luces cambian prontamente y se alternan con la oscuridad, el alcohol altera los sentidos y la multitud nos protege de miradas. Con el vals esto no sucede. La gente se acomoda en círculo y se dispone a ver el vals. Es un hecho social que sucede a las vista de todos, siendo esos todos, por lo general, familiares y amigos, con lo que la vergüenza posible se expande hasta el infinito, la torpeza crece y la risa nos toma por blanco en cualquier momento.
Tal como decía más arriba, no se puede evitar el baile. En algún momento hay calzarse los zapatos y salir a bailar. En algunas oportunidades nos toca bailar con la más fea. En otras, intentamos bailar con la más y a veces creemos que lo estamos haciendo, pero en esos momentos aparece otra más linda, esa que nos ignora y que no querrá bailar.
Hay gente que toma el momento del baile con filosofía oriental. No le teme al ridículo, a pesar que sus pies ignoren el movimiento. Gente como esta es la que se presta para la risa.

En el video comico que acompaña estas líneas, veremos a dos muchachos que bailar de una manera graciosa, seguramente sin pretenderlo.

Claudio de la Gente para http://www.humorcomico.com

Noticias interesantes

2 comentarios para “blooper de baile comico y el baile como tortura moderna”

Deja un comentario